sábado, julio 14, 2007

Vacaciones en Baja Verapaz y Alta Verapaz: El Biotopo del Quetzal, Semuc Champey y Cobán.

Biotopo del Quetzal Mario Dary Rivera, Guatemala

Semuc Champey





Hace un par de semanas tomamos unos días de vacaciones y viajamos a Baja Verapaz y Alta Verapaz.
El viaje a Alta Verapaz fue muy agradable. La carretera, en su mayoría, está en buen estado y es muy ilustrativo pasar de un clima a otro a lo largo del camino: Zacapa calido, con bosques de arbustos y cactus, hasta llegar a Alta Verapaz, templado y lluvioso. Solo apreciar las montañas cubiertas de bosques hace que valga la pena el viaje.
En nuestro primer día ascendimos los senderos del Biotopo del Quetzal Mario Dary Rivera, en Baja Verapaz.
En el Biotopo del Quetzal se puede disfrutar de una "inmersión" en el bosque. El bosque nuboso te rodea y la naturaleza te absorbe, es una oportunidad para conocer lo que es realmente un bosque natural, agreste y virgen. Por solo Q5.00 por persona.
Pasamos la noche en una cabaña de la Posada del Quetzal a 3 kilómetros del Biotopo del Quetzal, ambos lugares altamente recomendables.
A la mañana siguiente partimos temprano hacia Semuc Champey (información aca, aca y aca. Alquilamos un pick-up doble tracción en Cobán, por Q500, (dejamos un depósito de Q3,500, con tarjeta de crédito), según me indicaron, también se puede llegar en autobús y microbús o coordinar un viaje con alguna agencia de turismo.
El viaje al Monumento Natural Semuc Champey tomó dos horas y treinta minutos. Partimos de Cobán, atravesamos San Pedro Carchá y seguimos la ruta hacia las grutas de Lankin, en un camino asfaltado y en muy buen estado, con una vista fabulosa. Los últimos 20 kilómetros fueron de tierra, el camino está en regular estado, algunas partes difíciles de transitar para un vehículo normal.
Semuc Champey es una formación geológica muy interesante donde el río Cahabón pasa a través de una caverna para salir 300 metros adelante, sobre la caverna se formaron las pozas de Semuc Champey. Según me indican Semuc Champey es un "puente" sobre el río Cahabón, solo existen dos formaciones de este tipo en el mundo, la otra se encuentra en África.
Las pozas son de agua cristalina y refrescante. En Semuc hace mucho calor.
El color de las pozas varía desde el azul profundo al verde esmeralda, dependiendo de como se refleja la vegetación o el cielo, del color de las algas y de la profundidad de cada poza, logrando efectos sorprendentes. En algunos lugares son bastante profundas hay que ser precavidos si lleva niños. Les recomiendo llevar calzado adecuado, las piedras del río lastiman los pies.
Lo más impresionante es "El Sumidero", donde el río Cahabón se adentra en la tierra, es todo un espectáculo: un caudal de agua sorprendente, de una furia tremenda, se interna furioso bajo la tierra. Semuc Champey significa "donde el rió se esconde bajo la tierra".
Más abajo puede apreciarse el río Cahabón en todo su esplendor y uno se pregunta que tan profunda puede ser esa cueva.
En el lugar hay caminamientos de madera para trasladarse de poza a poza, hay baños públicos y algunos puestos de comida. La entrada costó Q20.00 por persona.
Regresamos a Cobán y pasamos la noche en La Posada, un lugar acogedor, aunque muy húmedo.
Al día siguiente paseamos por Cobán, una ciudad pequeña, pero muy limpia y acogedora. Visitamos El Calvario y subimos sus 250 gradas. Atrás del calvario se encuentra el estadio de fútbol "José Angel Rossi" y la famosa tribuna Monja Blanca.
A 30 minutos de camino visitamos San Juan Chamelco y su Iglesia.
De camino degustamos un delicioso Cack-Ik, Caldo de Pavo típico de la región, acompañanado de Chile Cobanero en la reserva natural privada Country Delights y por la tarde regresamos a la ciudad de Guatemala.

Comprimí tres días en algunos párrafos, las fotografías y los videos dicen mucho más. Los dejo con una invitación a visitar Baja Verapaz y Alta Verapaz, donde hay mucho que conocer y disfrutar.

1 comentario:

arte-sano dijo...

Impresionante, ya he visitado 3 veces champey y siempre me enncanta y vuelvo a descubrir su belleza natural, es simplemente sorprendente.
Por cierto, entiendo que las posas sobre la cueva, se llenan de agua de la selva, es decir de la humedad del bosque, ya que el rio pasa por abajo, y tambien entiendo que debido a la deforestacion de la zona ha bajado la cantidad de agua en las posas.
exelentes fotos